Principales alteraciones en el desarrollo cognitivo, causas y características

Principales alteraciones en el desarrollo cognitivo, causas y características

Principales alteraciones en el desarrollo cognitivo, causas y características

El desarrollo cognitivo es un modelo explicativo sobre el aprendizaje basado en el concepto de la experiencia. Es decir, es un proceso por el que una persona va adquiriendo conocimientos sobre lo que le rodea, y desarrollar así su inteligencia y capa

El desarrollo cognitivo es un modelo explicativo sobre el aprendizaje basado en el concepto de la experiencia. Es decir, es un proceso por el que una persona va adquiriendo conocimientos sobre lo que le rodea, y desarrollar así su inteligencia y capacidades. Este proceso, empieza desde que uno nace y continúa hasta llegar a la adolescencia aproximadamente (Cuidate Plus).

Jean Piaget (1896-1980) fue quien expuso la teoría del desarrollo cognitivo y las diferentes etapas que la forman: El periodo sensorio-motor (0-2 años), el periodo preoperatorio (2-7 años), el periodo de las operaciones concretas (8-12 años) y el periodo de las operaciones formales (12-16 años) (UNIR, 2020). 

En el desarrollo cognitivo también puede haber alteraciones, que afecten principalmente a las funciones cognitivas. Dentro de esas alteraciones puede haber discapacidad intelectual, trastornos de la comunicación (del lenguaje, fonológico, fluidez, comunicación social), trastornos del espectro autista (TEA), trastornos por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), trastornos especificos del aprendizaje y trastornos motores (desarrollo de la coordinación, movimientos estereotipados, tics) (Pérez, 2020).

Esas alteraciones se pueden deber a diferentes razones, se pueden dar por causas genéticas o por causas ambientales. También hay que tener en cuenta que en la mayoría de los casos, los dos pueden estar relacionados. Por ejemplo, el retraso mental, aunque empiece con una causa genética, está en función tanto de los factores genéticos como de factores ambientales (prenatales, perinatales y postnatales). Estos últimos factores  hacen referencia a un conjunto de elementos, como, por ejemplo, oportunidades educativas, ambiente familiar, el clima emocional…etc. En consecuencia, el ambiente en el que se encuentra también tiene mucho que ver con su evolución o deterioro (Peña, 2019).

Por otra parte, también está el autismo, que es el trastorno generalizado del desarrollo (TGD) más conocido, pero no el único. Dentro de los TGD, también se encuentran el Síndrome de Rett, el Síndrome de Asperger, el Trastorno Desintegrativo y el Trastorno Generalizado del Desarrollo no especificado. Todas estas alteraciones del desarrollo comparten causas, signos y manifestaciones, es por eso que, es muy difícil distinguir entre tantos déficits (Delgado, 2020).  


Una de las características más significativas del TGD, es la dificultad para la interacción social, ya que son incapaces de desarrollar una comunicación e interacción social adecuadas. Para empezar, muestran una alteración de comportamientos no verbales, es decir, la utilización de la mirada es menor, se observa poca gesticulación a la hora de hablar, problemas para acercarse y esbozar una sonrisa (poca expresión facial), dificultades de interacción con sus iguales… Además,  presentan una ausencia de la predisposición espontanea para compartir disfrutes, emociones, intereses y objetivos, como tener preferencia por  jugar solo y no involucrarse con los demás o falta de atención compartida. La falta de reciprocidad social y emocional también es muy propia en estos casos, ya que no muestran una participación activa en juegos sociales simples, no perciben el malestar de otras personas, no piden ayuda ni la ofrecen, no comparten… (Pérez, 2020)

Otro de los trastornos del neurodesarrollo cognitivo que más se ha estado fomentando durante estos años, es el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Como su propio nombre indica, se caracteriza por tres síntomas típicos: la inatención o déficit de atención, la hiperactividad motora y/o vocal y la impulsividad. Esté, se identificará como un trastorno, cuando estos síntomas o los comportamientos derivados se observen con mucha frecuencia e intensidad en los niños o adolescentes, e interfieran en la vida cotidiana (desarrollo académico, social…) estando presentes en dos o más contextos: en casa, la escuela o su entorno habitual. Además, los síntomas tienen que haber aparecido antes de los 7 años. Como ya se ha mencionado, estos síntomas tienen que haberse mantenido durante un mínimo de 6 meses.

Por ejemplo, y según el DSM-5 (2013), encontramos 9 síntomas significativos para la detección de hiperactividad e impulsividad, es decir, si algún niño cumple 6 o más de estos síntomas, nos estamos refiriendo a un niño que, probablemente, tenga TDAH (Perez, 2020). 1. Juega con las manos o los pies, o los golpea, o se retuerce en su asiento. 2. Cuando hay que estar sentado es incapaz de hacerlo y se levanta (clase, trabajo…). 3. En lugares no apropiados, corre o se pone a trepar. 4. No es capaz de jugar tranquilamente o jugar a actividades recreativas. 5. Actúa como si lo impulsara un motor (no puede quedarse quieto durante un periodo de tiempo). 6. Habla excesivamente. 7. Responde interrumpiendo a los demás (no respeta su turno, termina las frases de los demás,…). 8. Tiene dificultad en esperar su turno (en la cola, en clase…) 9. Interrumpe a otros o se mete o inmiscuye (se mete en otras conversaciones, no pide permiso para coger juguetes…).

Se puede observar que, en los niños y niñas que tienen TDAH, la mayoría de las dificultades se aprecian o se identifican mejor en el área escolar, dado que tienen mucho que ver con las dificultades académicas, el alto nivel de frustración y los problemas para finalizar tareas. Esto es más evidente, sobre todo, cuando se esfuerza por hacer bien las cosas y  los resultados no siempre son satisfactorios, por lo que puede sentirse frustrado y desplazado por amigos y compañeros. También, con frecuencia, suelen sufrir comentarios negativos por parte de los profesores, familia, amigos o compañeros. Y eso, les genera una mayor frustración y sensación de inseguridad e incapacidad. Es por eso por lo que, los niños y niñas con este tipo de trastorno, suelen tener baja autoestima y hay que programar una solución adecuada (Tdahytu, 2020). 

Para disminuir esa clase de circunstancias, antes de empezar, hay que conocer las estrategias adecuadas para dotar al alumno de las herramientas sobre enseñanza-aprendizaje y, para tal fín, la docente tendrá que adquirir una formación previa sobre el TDAH; las dificultades de aprendizaje y problemas cognitivos. Además, es recomendable tener un protocolo de actuación, tanto del profesorado como del servicio de orientación, y disponer de la legislación educativa de atención a la diversidad para la TDAH (Pérez, 2020). 

Una vez se establezcan esa serie de funciones, se puede empezar con el diseño de un programa de aprendizaje individual para el niño o la niña. Para empezar, decretar la ubicación del alumno es conveniente, tanto como reducir o dividir la cantidad de tareas, o que las explicaciones sean claras, concretas y precisas. Asimismo, el controlar el tiempo que le asigna, negociar con el niño el tiempo de dedicación de la tarea y darle un tiempo extra para poder terminar sus actividades, son labores fundamentales. Otra pieza indispensable es la utilidad de una agenda y de un horario o rutina establecida. Las auto-instrucciones también son una ayuda para él o ella. (Pérez, 2020).

En breve resumen, en el desarrollo cognitivo, puede haber alteraciones o trastornos, tanto por causas genéticas o ambientales, como incluso ambas juntas. Cada una de ellas tiene dos opciones, mejorar y evolucionar gracias al ambiente de alrededor y el clima que le rodea o empeorar y deteriorarse.
 

Bibliografía

Cuidate Plus (s.f.). Desarrollo Cognitivo.

Delgado, J. (2020). TGD: Trastorno Generalizado del desarrollo. Etapa Infantil

Diagnóstico, A. M. (2013). Estadístico de los Trastornos Mentales DSM-5. American Psichiatric Association, Quinta edición, Estados Unidos de américa.

Peña, B (2019). Retraso Mental: causas y síntomas. Muy Salud

Perez, M.R. (2020). Principales alteraciones en el desarrollo cognitivo, causas y características. Universidad Francisco de Vitoria 

Tdahytu (2020). TDAH y autoestima.

UNIR, la universidad en internet (2020). ¿ Qué es el desarrollo cognoscitivo y sus implicaciones en el ámbito de la educación especial ? .

 

 
 
¿Quíeres contactar con nosotros?

Rellena el siguiente formulario